Tengo un iPhone XS Max, ¿Merece la pena cambiar al iPhone 11 Pro MAX?

Desde hace 1 año aproximadamente, desde que se presentó, tengo un Apple iPhone XS Max. Primero lo usé para realizar la review correspondiente, luego para comparativas y, finalmente, desde el pasada Octubre de 2018 se ha convertido en la cámara de vídeo para preparar los contenidos del canal. ¿Es un buen Smartphone? Sin duda alguna, y de hecho puede también presumir de ser de los mejores construidos.

Ahora, bien, si tú tienes uno y estás pensando en cambiarlo por un iPhone 11 Pro MAX quizás deberías tener presente algunas cosas. Cambiar por cambiar no tiene sentido alguno, bueno, a no ser que tengas el bolsillo tan hondo que no te importe invertir no menos de 1259 euros. Siempre digo que debe hacerse un buen ejercicio de reflexión ante la compra de un producto de valor como es el caso de un Smartphone de alta gama, así que me gustaría arrojar un poco de luz en tu proceso de decisión.

Ya  he reservado mi iPhone 11 Pro MAX, que llegará la semana que viene, pero mientras tanto creo que tengo conocimientos suficientes para guiarte antes de que tomes la decisión final. Por cierto, mi consejo es que en medida de lo posible vendas por tu cuenta tu antiguo teléfono (y con más razón si es un iPhone) pues obtendrás más dinero que el que pueda ofrecerte la Apple Store o cualquier otra tienda con acuerdos de renovación.

La clave del cambio: cámaras traseras más versátiles

Uno de los motivos principales por los que podría tener sentido cambiar de un iPhone XS Max a un iPhone 11 Pro Max lo encontramos en las prestaciones de las cámaras traseras. A simple vista tampoco te creas que hay tanta diferencia a nivel técnico, por que ambas generaciones cuentan con una cámara principal de 12MP con apertura F1.8 y OIS y una cámara teleobjetivo de 12MP también con OIS. Hasta aquí parece que todo es igual, pero ahora toca entrar a comentar las diferencias.

Tu iPhone Xs Max no va más allá de un sistema de cámaras duales, mientras que el iPhone 11 Pro Max añade una tercera cámara que no es otra que un gran angular de 120º con 12MP de resolución en fotografía y apertura F2.4. ¿Se marca la diferencia? Aunque no seas un viajero empedernido, esa tercera opción dará mucho juego. Ya no tendrás que alejarte para abarcar muchas escena desde una misma posición de captura y tampoco será tan necesaria la captura panorámica.

Y hay un detalle que también es relevante, y tiene que ver con la cámara teleobjetivo, ahora más luminosa con el iPhone 11 Pro Max al contar con una apertura F2.0. Esto se notará en todas las situaciones de iluminación, pero especialmente en tomas nocturnas o cuando la luz no sea para dar aplausos. Y hay  algo que me ha llamado mucho la atención por que, para creadores de contenido, puede dar un giro en las tomas: el cambio entre cámaras no se va a notar en la práctica, lo que aportará una extra fluidez y versatilidad.

En la presentación de Apple del nuevo iPhone se hizo también mucho hincapié en las tomas nocturnas, o en escenarios con poca luz, y en la capacidad de obtener retratos sin necesidad de tener un fondo de color plano y uniforme. ¿Se traerán las mejoras de software solamente para el iPhone 11 Pro o estarán disponibles para el iPhone XS Max en próximas actualizaciones de IOS? Es una pregunta que deberíamos hacernos todos, y sobretodo el propietario de un móvil de la generación anterior.

Mejor pantalla y más autonomía con el cambio

Cambiarse de teléfono solo por la pantalla no tiene sentido. Pero sí es una buena razón si viene acompañada por otras mejoras que al final enriquecen la experiencia de usuario. A simple vista parecerá que estamos ante el mismo producto, pero los entresijos técnicos son lo que reforzarán la motivación de compra. En ambas generaciones contamos con una pantalla de 6.5 pulgadas de diagonal, panel OLED, una resolución de 2.688 por 1.242 píxeles y una densidad de 458 p/p. Hasta aquí moverás la cabeza en forma negativa. Pero sigue leyendo.

La pantalla del iPhone 11 Pro MAX trae el doble de contraste, lo que se apreciará sobretodo a visualizar contenidos ricos  en sombras, áreas oscuras o colores de tonalidades, valga la redundancia, más oscuras. Pero eso no será lo más evidente en el manejo de tu próximo iPhone de gama alta. Cuando realices la migración desde el iPhone XS Max deberías poder apreciar una mayor luminosidad del panel estando en exteriores. Como mínimo se obtiene un 25% extra,  a no ser que se saque provecho de la tecnología HDR, lo que técnicamente daría el doble.

Yo, por mi parte, me quedo con el dato del 25%. Si usas mucho el teléfono en exteriores, en días soleados, sabrás apreciar ese sustancial cambio. ¿Hay algo más que no se puede pasar por alto? La autonomía de batería, para mi un factor esencial: últimamente estoy usando un Smartphone que me da dos días enteros por carga, y para mí eso no tiene precio. Adiós a los findes con cargador a cuestas. En fin, Apple nos asegura que el iPhone 11 Pro Max será capaz de aguantar hasta 5 horas más comparado con el iPhone XS Max. Debo reconocer que este tipo de cifras hay que cogerlas con pinzas, por que nadie usa un móvil de la misma forma. Ya te contaré más.

Carga rápida y cámara frontal de 12MP

El iPhone XS Max no trae un cargador rápido en el paquete de venta, pero sí el iPhone 11 Pro Max (de 18W). De comprarlo a parte sería un sobrecoste de 35 euros. ¿Por qué Apple no ha incluido nunca un cargador rápido? Nadie lo entiende, salvo por la idea de hacer negocio. Aunque, si uno lo piensa, dejas el móvil en la mesita cargando toda la noche y listos. En cualquier caso, ¿A quien no le gusta llegar a casa y poder recuperar un 50% de capacidad de batería en solamente 30 minutos? Tras el trabajo y la universidad todos, en mayor o menor medida, tenemos vida social.

Por mi propia experiencia, la cámara frontal de 8MP del iPhone XS Max me parece excelente.  ¿Será la del nuevo iPhone mejor aún? Contará eso sí con mayor resolución, pero en luminosidad sigue siendo igual pues la apertura se queda en F2.2. No es algo que a mi me llame la atención de cara a plantearme un cambio. Incluso tampoco me parece crítico, hablando en general, el salto de prestaciones a nivel procesador y GPU (unidad de procesamiento gráfico). Si por algo destacan los iPhone es en la suma suavidad a la hora de manejarse por la interfaz de usuario, por las aplicaciones e incluso por los juegos. Es más, estoy convencido que si eres un empedernido de los juegos los iPhone no creo que sean el amor de tu vida. ¿O me equivoco?

Cambio de diseño para la parte posterior

De frente, con el mismo fondo de pantalla, serán como un calco: con ese notch alargado donde, entre otras cosas, se encuentra el hardware avanzado para el Face ID. Y sí, a nivel de construcción y calidad de materiales, no me cabe duda de que estarán a la par ambas generaciones. No me hace falta agarrar el nuevo para asegurarlo. Sin embargo, necesito tocar y tener mi iPhone 11 Pro Max en la mano para terminar de dar mi veredicto.

Que Apple haya incluido un cuadrado con bordes redondeados junto a la esquina izquierda me parece muy poco acertado. Tendría todo el sentido que estuviera esa parte en el centro de la cara trasera: pero en ese caso sería difícil no decir que los de Cupertino se han copiado del diseño de cámaras del Mate 20 Pro de Huawei. Y ojo por que los Google Pixel 4 van en la misma línea que los californianos de la mazana. Eso sí, yo no me he podido resistir a escoger mi iPhone 11 Pro Max en color «verde noche».

El iPhone de nueva generación es 18 gramos más pesado, lo que se notará a diferencia de los míseros 0,04 cm de grosor extra. ¿Qué cosas tienen en común el iPhone XS Max y el iPhone 11 Pro Max?

  • IP68 (resistente al agua y al polvo)
  • Variantes con memoria interna de 64GB, 256GB y 512GB
  • Altavoces estéreo
  • Puerto lightning
  • No admiten tarjeta micro SD
  • Face ID, pero no reconocimiento facial
  • GPS+Glonass
  • Wi-Fi (WiFi 6 en el iPhone 11), Bluetooth 5.0y NFC
  • Barómetro

Por qué deberías y por qué no deberías cambiar

Si tienes un iPhone XS Max y lo usas para redes sociales, mensajería, tomar alguna que otra foto, llamadas  y consumir contenido de vídeo. NO CAMBIES. Si eres una persona adinerada y quienes tener lo último de lo último, NO HAY RAZÓN PARA NO CAMBIAR. Si eres un adicto a la fotografía o un creador de contenido que, como yo, va a sacarle el máximo provecho al teléfono en grabación de vídeo. SIN DUDA, DEBES CAMBIAR. Si compraste recientemente tu iPhone XS Max, ¿DE VERDAD NECESITAS CAMBIAR? Si tu iPhone XS Max tiene ya mucho trote, está desgastado o lo has exprimido hasta la saciedad tras 1 año entero de uso. QUIZÁS TE CONVENGA CAMBIAR.

Que el iPhone 11 Pro Max es mejor teléfono que el iPhone XS Max es una evidencia, al fin y al cabo es un salto generacional con las mejoras técnicas obligadas. Que todos los usuarios de iPhone XS Max deban migrar de inmediato al iPhone 11 Pro Max no es, para nada, una realidad. De hecho para quienes no son frikis de la tecnología, o fans acérrimos de la marca, mi consejo es esperar al iPhone del año que viene o que el actual teléfono se estropee.

Anuncios

Deja un comentario